Laboralistas

Marcelo Horacio Venier

LA CORRUPCION DE BONADIO Y EL PORQUE DE SU APARTAMIENTO...

Por qué apartaron a Bonadio

A su juzgado le dicen La Embajada, porque ahí no corre la ley argentina. El chiste se pone serio al leer las razones de su separación, un catálogo de actos arbitrarios pero espectaculares.

Por Raúl Kollmann (PAGINA 12)

Las humoradas más conocidas sobre Claudio Bonadio son dos. La primera es que en los tribunales de Comodoro Py rige por un lado el Código Penal y por el otro el Código Bonadio. La segunda es que a su juzgado le dicen La Embajada, porque ahí no rige la ley argentina. Más allá de las humoradas, la totalidad de los jueces y camaristas sostienen que Bonadio no se atiene demasiado ni al código ni a la ley. Nadie tiene estadísticas, pero coinciden en que es, con mucha diferencia, el juez que tiene más apartamientos de casos y al que más resoluciones le revocaron. Si estos son los conceptos de la mayoría de los que transitan Comodoro Py, ni hablar de lo que sostiene la defensa de la empresa Hotesur, con el abogado Carlos Alberto Berardi a la cabeza. Para ellos, no sólo el fallo en que se lo apartó es lapidario sino que debió ser apartado muchísimo antes.

Como se sabe, la empresa Hotesur tiene como presidente a Romina Mercado, hija de Alicia Kirchner, y como socios –tras la muerte de Néstor Kirchner– a toda la familia presidencial: Cristina, Máximo y Florencia tienen la totalidad de las acciones. La causa surgió como un hecho muy menor, por falta de inscripción de cambios en los accionistas y presentación de balances en la Inspección General de Justicia (IGJ). La pena era puramente administrativa, una multa casi seguro menor a 5000 pesos. La denuncia original vino de la diputada Margarita Stolbizer que incorporó a su partido GEN a Silvina Martínez, una funcionaria de la IGJ. En ese momento, la imputación era contra funcionarios de la IGJ por no controlar, pero Bonadio decidió seguir, presuntamente investigando un lavado de dinero, aunque nunca lo hizo explícito, nunca definió el delito.

Ya a fin de año pasado, las defensas recusaron a Bonadio por parcialidad e incluso Berardi señaló por escrito que el juez preparaba una movida política sobre la base de la causa, para lo cual iba a recurrir a medidas espectaculares poco antes de las elecciones. Por entonces había algunos indicios. Bonadio le tomó declaración a Martínez como si fuera una perito independiente, sin consignar que era la abogada del GEN de Stolbizer. Cuando el fiscal Carlos Stornelli sostuvo que era una causa que debía investigarse, entregó su requerimiento a las 13.30 y Bonadio mandó a hacer allanamientos esa misma tarde en una sede de Hotesur que ya sabía que no era más el domicilio de la empresa. Esas muestras de parcialidad y otras varias, motivaron la primera recusación.

En la defensa de Hotesur se remiten al fallo para aclarar que no hubo una irregularidad para el apartamiento de Bonadio, sino numerosas razones por las que la Cámara decidió quitarle la causa. El fallo firmado por Eduardo Freiler y Jorge Ballestero enumeran:

- El juez se negó a entregar fotocopias del expediente a las defensas, un derecho elemental. Es la forma en que las defensas se mantienen al tanto de lo que hacen el juez y los fiscales, las medidas que se tomaron y sus resultados. La Cámara ya lo criticó en febrero.

- El juez no permitió que las defensas estuvieran presentes en tres testimonios. Es otro derecho básico.

- Bonadio decidió convocar a un perito contable de la Corte Suprema de la Nación. Pero ni explicó cuál era su trabajo ni permitió que las defensas designaran un perito contable de parte. Cuando el perito contable supuestamente terminó su trabajo no presentó nada ni el juez le tomó una declaración. Finalmente –siempre según el fallo de Cámara–, Bonadio adujo que el perito contable fue su asesor para analizar el caso y redactar los puntos para una pericia que, ahora sí, convocaría oficialmente. Las defensas dicen que Bonadio hizo una pericia oculta, sin control de las partes, y la tapó diciendo que no fue una pericia. El 30 de junio, Bonadio convocó finalmente a hacer una pericia oficial pero lo asombroso es que designó como perito oficial al perito que trabajó antes con él. Es decir que ese profesional confeccionó las preguntas e iba a estar a cargo, iba a ser el árbitro de las respuestas. Las defensas dicen que es una grosera muestra de parcialidad.

- Hace dos meses, la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, que tiene jurisdicción sobre Santa Cruz, le reclamó la causa señalando que no tenía competencia ya que la empresa y todos los hechos ocurrieron en el Sur. El juez no contestó durante dos meses. Los camaristas señalan que igual siguió tomando medidas y concretando actuaciones. Debe pensarse que si se declaraba su incompetencia, porque la causa debe instruirse en Comodoro, las medidas serían de muy dudosa validez. El viernes, cuando ya sabía que los camaristas estaban redactando su desplazamiento, le respondió a la Cámara de Comodoro rechazando la incompetencia: sostuvo que Hotesur tenía domicilio en Capital, pese a que su actividad y todos los contratos están firmados en el Sur.

- El camarista Freiler sumó la cuestión de los procedimientos de la Metropolitana en Santa Cruz. Según Freiler fue irregular usar esa fuerza fuera de su jurisdicción. Otros jueces en Comodoro Py consideran que no fue ilegal pero mostró gran parcialidad: en los procedimientos hubo personal de su juzgado, de manera que no había motivos para llevar a 42 efectivos a 2500 kilómetros de distancia. Por otra parte, no se trataba siquiera de allanamientos, sino de requisitorias –con subsidiaria de allanamiento– de libros de contabilidad, documentación de movimientos bancarios y comerciales. En Comodoro Py coinciden en que semejante operación exhibe falta de imparcialidad y la búsqueda de un show.

Pese a lo que se transmitió durante viernes y sábado, el motivo del desplazamiento de Bonadio no fue la nulidad de la pericia contable, sino que dos de los tres camaristas resolvieron que fue la gota que rebalsó el vaso y dieron cuenta de las arbitrariedades del proceso. El tercer camarista, Eduardo Farah, se negó a pronunciarse y se limitó a decir, en su breve fallo, que no debía anularse la pericia contable y que no estaba planteada la cuestión del desplazamiento del juez.

Desde el punto de vista de los medios, resulta asombrosa la defensa de Bonadio, cuando desde hace años viene siendo duramente cuestionado tanto por el oficialismo como por la oposición. Entre otros, lo criticaban de forma despiadada, los que hoy intentan convertirlo en un mártir, pese al listado de maniobras que detalló la cámara.

raulkollmann@hotmail.com

EXCELENTE ARTICULO DE PAGINA 12 RESPECTO DE LOS PROCEDIMIENTOS JUDICIALES

Los falsos cisnes negros de la derecha argentina

Por Edgardo Mocca

La noción de “cisne negro” recuperada de la tradición filosófica clásica por Nassim Taleb, un ensayista libanés radicado en Estados Unidos, tiene su principal interés práctico en la rigurosa refutación de la posibilidad de las ciencias sociales –especialmente de una que no se reconoce como tal, la ciencia económica– de predecir rigurosamente los acontecimientos futuros. El cisne negro es un acontecimiento inesperado que produce un alto impacto social y que modifica el punto de vista predominante sobre la situación antes de su aparición e incluso transforma retrospectivamente la interpretación de esa situación; el lugar del ave imaginaria es el de poner en crisis los pronósticos de los técnicos y científicos dedicados a estudiar las leyes del comportamiento humano en un lugar y en una fecha determinada. Un cisne negro fue, por ejemplo, el atentado de Atocha en Madrid del 11 de marzo de 2004; según una hipótesis bastante generalizada y nunca comprobada el hecho y sus derivaciones políticas inmediatas modificaron el panorama de las inmediatas elecciones en ese país en contra del PP y a favor del PSOE.

La referencia libresca viene a cuento para hablar de la desopilante utilización de la idea de Taleb que hace el editorialista de La Nación el último 9 de julio para ejercer un don que hasta ahora no tiene antecedentes: la previsión de un hecho imprevisible. El redactor corporativo hace una pirueta verbal de antología; dice que “el ave que sobrevuela podría no posarse nunca” (sic). Lo cierto es que si se lo puede ver y no se posa nunca no es un cisne negro, es otra cosa. La Nación no discute teoría política. Lo que hace es construir un cuadro de la actual situación política, registrar la existencia de un clima predominante muy favorable a la continuidad del proyecto político hoy gobernante y detectar los posibles puntos de conflicto que podrían conducir a una crisis, jerarquizarlos internamente y proponer un curso de acción haciéndolo pasar como una tendencia inevitable de la economía. Con Taleb no tiene nada que ver. ¿Por qué entonces el uso de la metáfora zoológica? Claro está, para señalar de modo que no quepa duda que solamente un suceso de gran potencial desorganizador y destructivo puede modificar el rumbo de los acontecimientos. Y que ese acontecimiento solamente puede suceder en un área, la cuestión económica y particularmente en la moneda. “El cisne negro del que nos ocupamos aquí es una situación de pérdida de control de la conducción económica que produzca una reacción social caótica. Es, por ejemplo, el caso de una corrida cambiaria que lleve a imponer un corralito de depósitos y a acentuar el cepo cambiario”, dice, sin pudor alguno, el editorialista.

Durante la última semana pareció que en la Argentina la mayoría de los cisnes son negros. Una delegación de la policía de la ciudad de Buenos Aires ejecutó una orden de un juez federal, Bonadio, para allanar la inmobiliaria de Máximo Kirchner en Santa Cruz. El domicilio de Víctor Hugo Morales fue sorpresivamente ocupado con el justificativo de un embargo dictado en la causa que lo enfrenta con Cablevisión; un episodio en el que se empleó la violencia simbólica y el mal trato personal y en el que participó el abogado del grupo Clarín. Apartado de la causa de Hotesur, Bonadio disparó una serie de nuevos allanamientos dirigidos en este caso contra el ministro Julio De Vido. Como al pasar digamos que a este juez solamente lo mantiene en su cargo el tácito respaldo de los miembros de la oposición en el Consejo de la Magistratura; todo un antecedente de la relación de un sector de la clase política con lo más desprestigiado de la corporación judicial. El hecho que se quiere remarcar aquí es que el bloque político enfrentado al curso del gobierno de estos años está impulsando una nueva ofensiva para revisar en la práctica lo que es una conquista histórica de la democracia argentina: la de impedir, como se logró en estos años, que la capacidad de fuego de los sectores concentrados de la economía produzca una crisis política y la alteración de los tiempos institucionales como camino a una plena imposición de sus planes. Este parece ser el bien principal a defender en los meses que viene, el derecho del pueblo argentino a decidir su futuro por medio del voto en condiciones de orden y tranquilidad pública.

Es casi totalmente evidente que la línea de ataque principal será la económico-financiera, tal como la expresa el mencionado editorial de La Nación. En primer lugar porque es el área en el que se concentra el poder de decisión de los promotores del caos. Tienen ahí su poder de fuego que es el de capacidad para provocar situaciones conflictivas a partir de la especulación monetaria. En segundo lugar porque una corrida cambiaria tiene el impacto negativo inmediato en la vida cotidiana de las personas y repercute directamente en la relación entre las personas y la política. Y lo principal es que hechos de esa naturaleza repercuten en la calle, afectan el orden público, según nos lo enseña una experiencia desgraciadamente abundante en las últimas décadas y sería la mejor ocasión para poner en escena otra de las premisas de la derecha para generar una crisis. ¿Dónde está la clave del éxito o del fracaso del plan? Por cierto hay un aspecto, digamos así “objetivo” de la cuestión que es el control de las variables que pueden concurrir o no en la creación del desorden. Pero muy entrecruzada con la cuestión político-operativa está lo que es siempre la clave de los acontecimientos políticos: el clima social, las llamadas “expectativas” económicas o de otro orden que no son otra cosa que un objeto de disputa de poder. Quien imponga políticamente las expectativas predominantes será el dueño de la escena. La presión mediática va a crecer exponencialmente en la etapa que viene. Y no solamente de aquí a octubre, también en el caso de la asunción de un nuevo gobierno que necesite ser “ayudado” y “bien aconsejado” sobre sus decisiones inmediatas. Hasta podría decirse que, en una medida, la presión aumentará cualquiera sea el resultado de la elección. Porque sería muy difícil para cualquier gobierno invertir el curso de las políticas públicas en el sentido exigido por el establishment –devaluación, ajuste salvaje, nuevo endeudamiento, reducción de costos para el gran capital– sin el prólogo del desorden económico y político que lo mostrara como inevitable.

La existencia entre los poderosos del mundo de un clima absolutamente intolerante con cualquier forma de resistencia a la línea de acumulación ilimitada de sus ganancias queda evidenciada por una mirada rápida por los recientes acontecimientos. El eje de los conflictos se ha extendido; no es solamente contra el gobierno de Venezuela, y Ecuador –dos países que viven etapas particularmente tensas del conflicto– ni es en la presión contra el gobierno de Evo Morales y la ya estabilizada línea de desestabilización en nuestro país: la fiereza conservadora del neoliberalismo se ha mostrado de modo descarnado en la manera en que Alemania torció el brazo del gobierno popular de Grecia y lo obligó a aceptar bajo la forma de un “acuerdo” la sumisión neocolonial de ese país y la destrucción de su tejido social. El establishment político-financiero-mediático global no es, como suele representárselo, un “círculo” de caballeros educados y adinerados que buscan influir en la política a favor de sus intereses: es un complejo de fuerzas, estructuras de poder y orientaciones estratégicas dispuesto a emplear cualquier medio en defensa de su dominación. Si hay algo importante en esta última década larga en el país y en el mundo es la ilustración cabal de cuál es la línea divisoria central en la lucha por el futuro. Queda cada vez más claro que la divisoria democracia-autoritarismo solamente funciona si se discuten adecuadamente los significados de esos términos. ¿Qué otra cosa que no sea autoritarismo es lo que acaba de revelar el conflicto entre Grecia y la troika hegemonizada por Alemania? ¿A qué se le puede llamar democracia en Europa, después de la brutal represalia de la Unión contra un país que acababa de expresar su voluntad de rechazo al ajuste y a la austeridad? En la prensa hegemónica mundial los términos de la discusión están sistemáticamente acomodados a la estrategia política en cuyo nombre hablan. Terroristas son solamente los fanáticos musulmanes, no las potencias que ocupan países, destruyen ciudades históricas y matan cientos de miles de civiles. Democráticos son los países que respetan la seguridad jurídica (la tasa de ganancia) del capital aunque para eso tengan que condenar a la miseria a gran parte de sus habitantes. Autoritarios son los que consideran que la democracia es el derecho de autogobernarse haciendo pesar el número por encima del dinero. En la discusión de ese diccionario, en la visión del mundo que de esa discusión derive está la posibilidad de un futuro.

En los días que siguen esa tensión se intensificará entre nosotros. Se pretenderá instalar entre nosotros que es inevitable la crisis y el ajuste. Que así lo dicen las leyes económicas y que nadie puede hacer nada contra ellas. Nosotros, en última instancia, seremos quienes decidiremos.

CARACTER ALIMENTARIO DE LA REMUNERACION - LIMITE DE EMBARGO

Tribunal: Cám. Nac. de Apelaciones en lo Comercial
Autos: Luis, Valeria E. c/Banco Santander Río SA s/Medida Precautoria
Fecha: 19-02-2015
  1. Corresponde hacer lugar a la medida de innovar solicitada por la actora a fin de que el banco se abstenga de efectuar débitos en la cuenta donde se depositan los salarios de la peticionante para saldar hipotéticas deudas correspondientes a dos tarjetas de crédito -dadas de baja unilateralmente por el banco-, debiendo además restituir los fondos descontados sin ningún tipo de autorización y en franca colisión con normas de orden público, previa caución juratoria, en tanto la deducción salarial que denuncia la actora -100% de su remuneración- configura un perjuicio, dando lugar a un peligro concreto o inmediato de que se configuren daños irreparables a su persona y familia.
  2. La medida innovativa es una decisión excepcional dentro del género cautelar, porque altera el estado de hecho o de derecho existente al tiempo de su dictado, ya que se configura un anticipo de jurisdicción favorable respecto del fallo final de la causa, mas no implica prejuzgamiento. 
  3. El salario no es un derecho absoluto e inalienable, pero a ese fin normas de derecho público tanto en el orden nacional, como en el provincial y municipal, han fijado como tope para afectar el pago de deudas el 20% de la remuneración de un empleado o funcionario.
  4. El salario reviste naturaleza alimentaria y no puede ser reducido al límite de poner en riesgo la subsistencia del grupo familiar.

RESPONSABILIDAD ESTATAL POR MOTINES CARCELARIOS -JURISPRUDENCIA DE MENDOZA-

Agüero, Juan Gilberto c/ Gobierno de la Prov.de Mza s/ daños y perjuicios
5ta CAMARA DE APELACIONES EN LO CIVIL, COMERCIAL, MINAS, DE PAZ Y TRIBUTARIO de MENDOZA - MENDOZA - 04/05/2015
Responsabilidad estatal. Hace lugar a la demanda promovida contra la Provincia de Mendoza por los daños que sufriera el actor en ocasión de haber sido rehén en el motín carcelario producido en la Penitenciaría local en oportunidad en la cual el accionante había concurrido a dicho establecimiento como integrante de un grupo musical que fue invitado a participar de un espectáculo vendimial que allí se desarrollaba. Advierte que los artistas fueron rehenes de los reclusos amotinados durante aproximadamente cuarenta y cinco horas, lo que sin duda los afectó espiritualmente, tanto por la privación de la libertad como así también por el entorno en que la misma se dio y por la amenaza creíble de que la vida de cada uno estaba seriamente en juego.

LEY 27113 Programa de propiedad participada de los ex agentes de yacimientos petrolíferos fiscales

Reconocimiento por parte del Estado nacional de una indemnización a favor de los ex agentes de Y.P.F., a los cuales no se les hubiera incluido en el Programa de Propiedad Participada, o que habiéndolo hecho, no hayan recibido el efectivo traspaso a su nombre de las acciones pertinentes.

 

BO 28/5/15

Encuesta

Que le parece este sitio?

Clima