Laboralistas

Marcelo Horacio Venier

SUSTRACCION DE EXPEDIENTES: ¿Y A LOS JUECES... ¿NADIE LES DICE NADA?

 

La justicia del Trabajo continúa en crisis. Incluso, a pesar del amparo interpuesto por el Colegio de Abogados.
Los tribunales laborales desde siempre han contado con una infraestructura edilicia impropia de su función quizás porque siempre los Camaristas del Trabajo fueron vistos como jueces de segunda clase o porque, la Justicia Laboral fue vista como un lastre por el mismo Poder Judicial.
Más allá de esto, el Poder Judicial incumple abiertamente la normativa establecida en la ley 19587 ya que, tanto en lo concerniente a higiene como a seguridad, deja mucho que desear.
La infraestructura del Poder Judicial de Av. San Martín al 322 y más precisamente, el fuero laboral (ubicados en el 6to y 7mo piso del mencionado edificio) se caracteriza por ambientes pequeños, sin luz natural y, sin ventilación. El personal asignado a dichos tribunales se encuentra normalmente hacinado saltando entre paquetes de expedientes o de documentación que deberían estar en “caja de seguridad” y que sin embargo, se encuentra al alcance de cualquiera.
Asimismo, el peso de la documentación depositada en cada una de las Cámaras del Trabajo, más el del público y personal que normalmente asisten a este fuero ponen en seria duda que la estructura edilicia soporte esta llamativa sobrecarga.
A lo dicho debe sumarse que el aludido edificio no cuenta escaleras de incendio y mucho menos, con sistemas y áreas que resguarden la documentación allí depositada que cada día es más, dado al hecho incuestionable del incremento de causas.
Indudablemente que dichas carencias no sólo hacen ineficiente sino también insalubre el trabajo que se desarrolla en dicho ámbito. No son raros los casos de licencia por enfermedad debida a estrés laboral tanto de empleados como de magistrados.
Por otra parte, el número de tribunales del trabajo no ha variado en más de veinte años a pesar de las diversas crisis económicas que tomaron al obrero como rehén y fundamentalmente, a pesar del crecimiento demográfico de la población.
Así, a modo de ejemplo, diremos que en la Primera Circunscripción Judicial (Capital, Godoy Cruz, Las Heras, Guaymallén, Luján de Cuyo, Maipú, Lavalle, etc.), tan sólo seis tribunales han debido asumir, en instancia única, el conocimiento y resolución de todos los conflictos laborales de orden individual y colectivo del sector público y privado.
Esta situación determina que los tribunales existentes no sólo son insuficientes para hacer frente a la creciente conflictividad social sino que además, no están provistos del personal necesario para ser eficientes.
Ello ha producido una serie de consecuencias indeseables que van desde la demora judicial hasta sustracción de expedientes. Precisamente esta última consecuencia, es moneda corriente en la cotidiana vida del fuero laboral pues, habitualmente no llevan a consecuencias ni civiles ni penales para los responsables; es más, es raro el caso en que se originen causas penales “en averiguación delito” por tales hechos. La razón es sencilla: no hay sanciones para los jueces sino tan sólo sanciones administrativas para el secretario del tribunal o para los empleados de las mesas de entradas del tribunal.
Del análisis de los escasos datos suministrados por el Poder Judicial en su página de internet advertimos que la Suprema Corte no señala dentro de sus estadísticas los expedientes “sustraídos o perdidos”; sin embargo y pretendiendo efectuar una aproximación numérica nos encontramos que en los últimos años, en la primera circunscripción judicial y tan sólo en la justicia laboral, se registran varios cientos de casos de expedientes sustraídos y por los cuales debió procederse a la reconstrucción de la causa. Eso sí, seguramente no se han iniciado la misma cantidad de procesos penales ni efectuado tantas medidas asegurativas tendientes a la investigación de los hechos.
Por otra parte, qué pasó con el propósito del Sr. Presidente del Máximo Tribunal de digitalizar las causas... ¿fue tan sólo una mentira?

Necesitas autentificarte o registrarte para enviar un comentario

Encuesta

Que le parece este sitio?

Clima