Laboralistas

Marcelo Horacio Venier

VALOR VIDA

 

El valor de la vida humana no se aprecia sobre criterios exclusivamente materiales", sentenció la Corte Suprema al conceder el recurso extraordinario deducido por la Mirta Liliana Lucca de Hoz cuyo esposo falleció en el Hipódromo Argentino de Buenos Aires y por lo cual, inicialmente se hacía lugar a una indemnización de tan sólo Pesos treinta y cinco mil ($ 35000). Dicho criterio fue sostenido por la IV Cámara de Apelaciones del Trabajo.
La Procuradora de la Corte en su dictamen consideró que el agravio de la recurrente Lucca se centraba en la inconstitucionalidad del sistema de cálculo de la LRT. En tal sentido expresó que conforme el fallo “Aquino” se tornaba “impugnable el texto legal por la irrazonabilidad de la determinación de la indemnización escasa en su monto, mostrando una suma irrisoria de $ 35.008, por el fallecimiento de una persona de 46 años de edad”. Asimismo, agregó que "la indemnización reconocida no repara integralmente a la viuda afectando la dignidad de la persona y el derecho de propiedad"
El dictamen de la Procuradora -al que adhirió la mayoría de la Corte Suprema- sostiene que, la Cámara del Trabajo debió haber ponderado que “el valor de la vida humana no resulta apreciable tan sólo sobre la base de criterios exclusivamente materiales, ya que no se trata de medir en términos monetarios la exclusiva capacidad económica de las víctimas, lo que vendría a instaurar una suerte de justicia compensatoria de las indemnizaciones según el capital de aquéllas o según su capacidad de producir bienes económicos con el trabajo”.
Si desea contar con el texto completo de la sentencia, solicítelo por mail.

Necesitas autentificarte o registrarte para enviar un comentario

Encuesta

Que le parece este sitio?

Clima